Los diputados que conforman la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa aprobaron adelantar el pago del bono semestral para los trabajadores institucionales y los empleados de los grupos parlamentarios, a pesar de que se paga hasta junio.

Cada año, los diputados y algunos empleados institucionales y de los partidos políticos se echan a la bolsa dos jugosos bonos, el primero en junio, y el siguiente en diciembre, cuyo dinero pertenece a los impuestos del pueblo salvadoreño.

Sin embargo, con la aprobación de adelantar el bono de junio, los diputados están definiendo una de sus estrategias antes de abandonar el Legislativo tras haber sido rechazados por el pueblo.