El Procurador para la defensa de los Derechos Humanos, Apolonio Tobar podría ser el próximo en ser destituido de su cargo en la PDDH según fuentes cercanas a los diputados de Nuevas Ideas.

La elección de Apolonio Tobar en dicho cargo es inconstitucional luego que se diera a conocer que Tobar es financista del partido de izquierda, FMLN, quien actualmente es minoría en la Asamblea Legislativa.

Así mismo, el hasta ahora procurador cuenta con una denuncia en su contra por prevaricato. Los anteriores magistrados de la Sala de lo Constitucional también admitieron la denuncia sobre Tobar y ordenaron a los anteriores diputados que se procediera a una nueva elección, sin embargo omitieron esa resolución y lo dejaron en el puesto.