El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, reaccionó ante el cambio el cambio de nombre de los Acuerdos de Paz, establecido por el Presidente Nayib Bukele y dijo que ya no deberían celebrarse, porque tienen una deuda pendiente con los salvadoreños.

En su acostumbrada homilía dominical, el prelado católico también expresó que «han pasado casi 30 años desde los Acuerdos de Paz y no hay mayores cambios, que sean fundamentales».

«Estar celebrando los aniversarios está bien pero es importante trabajar por la sociedad y por leyes justas», dijo Escobar Alas.

Ayer el Presidente Nukele, mediante el Decreto Ejecutivo aprobó que cada 16 de enero será reconocido como «El Día de las Víctimas del Conflicto Armado», en reconocimiento a las personas que ofrendaron sus vidas durante el mismo, así como sus familiares que perdieron la pérdida de estos.