fbpx

La Iglesia Católica sí abrirá los archivos relacionados a los hechos acontecidos en la Masacre de El Mozote, ocurrida en 1981, y que había sido requerida por el Juez de Instrucción de San Francisco Gotera, confirmó este miércoles el Arzobispo de San Salvador, Monseñor José Luis Escobar Alas.

El anuncio se da a sólo tres días de que el Prelado, había mostrado su negativa a dar paso a las inspecciones, amparándose en una resolución de la Sala de lo Constitucional, en la cual declaró improcedente convertir en bien cultural, todas las denuncias que las víctimas del conflicto armado presentaron en la desaparecida oficina de Tutela Legal de la sede episcopal.

El domingo 17 de enero, Escobar Alas aseguró que la Iglesia era “la madre” que tiene la “obligación de no vulnerar su seguridad a las víctimas”. Sin embargo, en un video publicado en la cuenta del Arzobispado, afirmó que “la iglesia ha estado siempre en favor de las víctimas”, por lo tanto, abrirán los archivos, cumpliendo la orden del Juez Jorge Guzmán.

“Sin embargo, por desdicha, hemos sufrido intentos de varias personas, y varias instituciones, de querernos quitarnos el archivo, por intereses particulares, y para eso fue necesario el recurso de amparo de la Corte, en el que se estableció que el archivo estaría al servicio de la verdad, y de las víctimas, y eso hacemos”, manifestó.

En ese sentido, dijo que pudo existir un “mal entendido”, en la orden del Juez. Aseguró que el martes sostuvo un encuentro con Guzmán en donde se aclaró “qué era lo que en verdad quería, con su visita al archivo”.

“Debo decir que fue muy atento, amable y cortes, y dejó claro, que su intención es recabar información útil y necesaria, para apoyar a las víctimas de la masacre de El Mozote, y en ningún momento pretende llevarse un documento, que está de acuerdo con la sentencia de la Sala que esos documentos están en favor de la iglesia y lo único que quiere es que se ocupen documentos pertinentes para apoyar a las víctimas. Nosotros estamos totalmente de acuerdo”, subrayó Escobar Alas.

Para organizaciones de Derechos Humanos, y de defensa de víctimas del conflicto, si bien la Sala resolvió a favor de la Iglesia, para salvaguardar la identidad de las víctimas denunciantes. La misma resolución, indica que la Iglesia debe elaborar un inventario con documentos que integran los archivos; y prestar su colaboración a las instituciones estatales “Ministerio Público, Órgano Judicial, ETC.

Organizaciones no gubernamentales que conforme el ordenamiento jurídico de El Salvador, se encuentren debidamente legitimadas para procurar el esclarecimiento de casos de posibles violaciones a derechos fundamentales”.
En el documento judicial, también establece que las víctimas del conflicto pueden solicitarle al Arzobispado la devolución de toda la información relacionada a su causa.

El 25 de enero, el Juez Guzmán convocó a una nueva inspección de los archivos en poder del Centro de Documentación Monseñor Arturo Rivera y Damas, de la Arquidiócesis de San Salvador.

Comentar con Facebook