fbpx

“La oración y la Biblia” son un plan improvisado ante situaciones difíciles, sostuvo el candidato Erick Iván Ortiz, candidato a diputado para San Salvador por el partido Nuestro Tiempo.

Esas fueron palabras del aspirante a un curul de la Asamblea Legislativa mientras criticaba las acciones del presidente Nayib Buleke, en medio de la situación de emergencia en la que se encuentra el país por el Huracán Iota, ahora degradado a depresión tropical.

“Manual de crisis: ante la improvisación y la incertidumbre, la oración y la Biblia”, dijo Ortiz mientras reaccionaba a la decisión de decretar el 17 de noviembre como Día Nacional de la Oración, debido a las amenazas climáticas, por la pandemia y otras.

De esta forma, el candidato determina que la creencia en Dios o las prácticas religiosas de la población no tienen valor para los nuevos aspirantes a tener cargos públicos. Esto a pesar que gran parte de los salvadoreños profesa una religión o creencia.

“El calendario del presidente terminará como santoral católico, rezando a cada santo por cada amenaza. Una forma muy populista de evadir responsabilidades en un Estado laico”, agregó el militante de Nuestro Tiempo.

Comentar con Facebook