Una banda conformada por nueve sujetos, empleados de una empresa distribuidora de bebidas carbonatadas, fueron capturados hoy por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). De acuerdo con las autoridades durante tres años, los imputados fingieron que miembros de pandillas les exigían diferentes cantidades de dinero a cambio de dejarlos vender los productos que ellos distribuían.

El monto de lo extorsionado por dicha estructura de estafadores ronda los US$52,000.00, según fuentes oficiales.

Los allanamientos para dar con la detención de los nueve sujetos se realizaron en los municipios de San Martín, San Salvador, San Pedro Perulapán, Soyapango, Santa Tecla, Ayutuxtepeque y San Juan Opico.

Los involucrados ahora deberán afrontar el delito de Extorsión Agravada, en perjuicio de la empresa para la que laboraban.