fbpx

El analista político, Ronal Umaña denunció esta mañana que en la fracción política del PDC hay una persona que fue líder del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP),  alguien que vive en Canadá y un ex Alcalde de Santa Ana, prófugo de la justicia que siempre han cobrado salarios en la Asamblea Legislativa y que nunca han trabajado.

«Las plazas fantasmas son parte de lo que he venido denunciando, los $12 mil dólares que tienen asignados los Diputados para contrataciones se traduce en el batallón cobra, que no trabaja. Ese dinero tiene que ser devuelto», dijo Umaña.

El analista además detalló que La Fiscalía General de la República (FGR) debería desde ya, pedir el desafuero de los diputados relectos que podrían estar involucrados en el tema de las plazas fantasmas y de adquisiciones extrañas.

Umaña agregó que, cuando la partidocracia se enquista en el Estado, deja de prevalecer el interés nacional y pasa a prevalecer el interés particular.

«Ahora que se ha roto la partidocracia estamos viendo la persecución de las plazas fantasmas», dijo.

Por su parte,  la abogada Tahnya Pastor explicó que las plazas ilegales en la Asamblea Legislativa no son fantasmas, porque el dinero que se ha pagado por ellas es real, las personas que las ocuparon son reales, y que lo que no existe es el trabajo realizado.

«Esto se traduce en una defraudación al Estado», dijo.

Comentar con Facebook