fbpx

El sábado, en grupo de manifestantes ingresó por la fuerza al congreso guatemalteco, luego de incendiar algunas oficinas, en acción de protesta para exigir a las autoridades gubernamentales y legislativas renunciar a sus cargos.

Cientos de manifestantes se dirigieron al Congreso en pleno centro de Ciudad de Guatemala el día de ayer, echaron gasolina en el área de Dirección Legislativa y tiraron un fósforo, por lo que comenzaron a arder los sofás y también los cuadros con los Presidentes que dirigieron la Cámara Legislativa en periodos anteriores.

Los manifestantes incluso se llevaron muebles y saquearon los frigoríficos del Congreso donde encontraron botellas de cerveza y otras bebidas embriagantes, las cuales rompieron contra la calle frente al lugar.

Hasta el momento un total de 37 mayores de edad y dos adolescentes han sido detenidos por la policía durante las protestas y conducidas a los juzgados de la capital, acusadas de alterar el orden público. Muchos otros han resultado lesionados.

Según informes de medios locales, en sesiones recientes, incluida la plenaria en la que se aprobó el Presupuesto 2021, varios legisladores aseguraron que algunos de sus colegas consumieron bebidas alcohólicas dentro del hemiciclo.

Comentar con Facebook