El alcalde de San Salvador por el partido ARENA, Ernesto Muyshondt, incumplió la promesa que hizo a los capitalinos, cuando aseguró que no pintaría los camiones recolectores de basura en el municipio, luego de afirmar que volvería a los símbolos que la comuna tenía antes del gobierno municipal del ahora Presidente Nayib Bukele.

Pese a su compromiso, Muyshondt terminó gastando $45,000 en cambiar el color de los camiones recolectores, algo que fue denunciado en su momento por varios concejales, debido a que comenzó a malgastar los recursos de la alcaldía e incumplir pagos de proveedores y a realizar retenciones de los empleados.

Sin embargo, esta no es la única promesa incumplida por el edil arenero ni el único despilfarro de recursos municipales, ya que a finales de 2020, colocó una bandera por $360 mil que no duró ni cuatro días por ser de mala calidad.