Se trata de una salvadoreña de 60 años que vino al país el 12 de marzo con un deterioro pulmonar progresivo. El Ministro de Salud dijo que hicieron todo lo posible por salvarle la vida pero murió de un paro cardiorrespiratorio.

La víctima no padecía de otras enfermedad pero su edad jugó en su contra. Habrá un protocolo especial para su entierro.

De acuerdo al Titular de Salud, no podrá ser velada, deben transpórtala en doble bolsa, y utilizar técnicas de preparación para ser enterada en el menor tiempo posible.

Comentar con Facebook