fbpx

IMG 20191126 110021 - Gustavo López Davidson interpone demanda contra Nayib Bukele por calumnia y difamación.

El Presidente del partido ARENA, Gustavo López Davidson, llegó a la sede de la Fiscalía General de la República, a interponer una demanda contra el Presidente Nayib Bukele por difamación y calumnia en la Cámara Segunda de lo Penal sección Centro.

Según mencionó López Davidson, el motivo de la demanda es por los señalamientos de varios delitos que le imputa la Fuerza Armada a su empresa distribuidora de armas CENTRUM.

«Estamos basados en diferentes acciones que él [Bukele] ha estado tomando en contra de mi persona, consideramos que es injusto. Esperamos que esto se compruebe en tribunales y procederemos según constituye la ley. Esta va a ser una lucha de David contra Goliat», dijo el tricolor.

“Una cosa es la calumnia y difamación, otra es el tema de empresa que he decir que todo está en regla», agregó.

CENTRUM fue acusada de supuestamente de estafa, cohecho, evasión de impuestos, falsedad material e ideológica y posible tráfico de armas, en perjuicio de la Fuerza Armada.

“No tenemos la mayor duda que este proceso irá avanzando, el Presidente Nayib Bukele ha dicho que soy ladrón, que me he robado cargamento de arma, que soy mercader de la muerte”, aseveró López Davidson.

El empresario sostuvo que es víctima de persecución política, asegurando que ha sido objeto de persecución por miembros del Gobierno. “Quiero decirlo en claro en estas acciones no me queda la menor duda que la inteligencia de estado me está siguiendo. Y pongo responsable de cualquier acto contra mi persona o mi familia a Nayib Armando Bukele Ortez”. Cuestionando que si hubo irregularidades, tendrían que haber sido evacuadas en la anterior administración, es decir la del ex Presidente Salvador Sánchez Cerén.

Según explicó Javier Argueta, Asesor Jurídico de la Presidencia, CENTRUM no cumplió con una permuta en el año 2013 y utilizó mecanismos irregulares para ganar contratos con la institución castrense, además se valió de la franquicia presidencial para evadir pagos de impuestos a la importación por cerca de los 2 millones de dólares.

Comentar con Facebook