fbpx

Cerca de las nueve de la mañana el sistema de emergencias recibió la llamada en la que unos vecinos alertaban que una mujer, de casi 70 años, erraba en las calles con heridas graves en el rostro y en el cuerpo.

En ese momento una patrulla salió de inmediato a socorrer a la anciana. Las heridas que tenía habían sido infligidas con un machete.

Fueron cinco los machetazos que la mujer recibió. La víctima fue identificada como Juana Murillo.

Las heridas las recibió en la cabeza, el cuello, el brazo izquierdo y en el antebrazo derecho. De inmediato la trasladaron al hospital.

Un par de horas después los policías detuvieron al agresor: José Paulino Ortez, de 47 años de edad.

Ortez es el hijo de la víctima.

De acuerdo con la información de la prensa el sujeto la agredió porque quería comer pescado frito para el almuerzo pero la anciana se negó a cocinar eso ya que prefería sopa de res.

“Eso enfureció a su hijo porque quería comer pescado”, recoge la prensa.

Ocurrió en la aldea El Caimito, San Lorenzo, en el departamento Valle, Honduras.

Comentar con Facebook