El Ministro de la Defensa Nacional, René Francis Merino Monroy, dio decoraciones un día después que los diputados emitieran un recomendable al Presidente para que lo removiera de su cargo.

Merino Monroy hizo énfasis en que, aunque se les explicara a los diputados lo ocurrido el pasado 9 de Febrero, ellos ya tenían lista una respuesta de lo que iban a hacer que sería pedir su destitución.

«Es facultad del Presidente de la República decir si acepta o no, ya él tiene una postura y se las había dicho desde un principio (…) Mientras ellos pierden el tiempo o tratan de distraernos en otras cosas, nosotros continuamos sirviéndole a la población» señaló el Contraalmirante.