Una mujer que fue atacada con una piedra por su expareja en Alegría, Usulután, fue operada y se encuentra en situación estable, informó el ministro de Justicia y Seguridad, Rogelio Rivas y el Fiscal General, Raúl Melara.

«La víctima fue operada y ya está fuera de peligro», manifestó Rivas. Por su parte el fiscal, Raúl Melara escribió en su cuenta de Twitter «Después de varias intervenciones quirúrgicas, ella ya se encuentra estable e iniciando su recuperación física. Nosotros la apoyaremos a ella y a sus hijos en la recuperación psicológica».

El ataque ocurrió la tarde del pasado martes en el referido municipio y el agresor fue identificado como Gerardo Álvarez, quien fue filmado justo cuando golpeaba brutalmente con una piedra a la fémina quien se conoció que se trataba de la ex pareja del atacante, un sujeto que prestó servicio en el Destacamento Militar No. 6 en 2010.

Luego del ataque, la víctima fue ingresada en el Hospital de Santiago de María, en Usulután con lesiones de gravedad; posteriormente fue trasladada al Hospital Nacional Rosales en San Salvador que luego de varias cirugías se encuentra en estado «estable».

Melara reveló que no era la primera que Álvarez agredía a la víctima y ya contaba con medidas de protección.

La FGR presentará ahora el requerimiento contra Álvarez por los delitos de intento de feminicidio agravado y desobediencia en caso de medida de protección cautelar, por el ataque a su ex pareja.

Melara agregó que pedirán las penas máximas para los delitos que se le imputan al atacante.

El delito de feminicidio es sancionado con pena de treinta a cincuenta años de prisión, de acuerdo con el artículo 46 de la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres.