El Gobierno del Presidente Nayib Bukele, en coordinación con el Despacho de la Primera Dama, Gabriela de Bukele, hospital Shriners y la embajada de Estados Unidos en El Salvador, logró que el infante lesionado tras la explosión de una cohetería ilegal fuera trasladado a Texas (Estados Unidos) para recibir tratamiento especializado en quemaduras.

En un avión contratado por el Despacho de la Primera Dama de la República, el menor junto a un médico y una enfermera del Hospital Shriners partieron hacia Galveston, Texas, este lunes.

El Gobierno articuló esfuerzos para dar atención inmediata al menor que resultó con quemaduras por la explosión de una cohetería en Santa Ana. Ya se encuentra en EE. UU. donde será asistido por personal especializado.