fbpx

PicsArt 01 30 06.20.39 - Norman Quijano se disculpó con pandilleros por su campaña "Un país libre de maras" en 2014

El diputado del partido ARENA, Norman Noel Quijano González, habría pedido disculpas a miembros de estructuras criminales por los spots publicitarios que circulaban en radio y televisión en el 2014, donde él ofrecía «Un país libre de maras».

Al menos, eso es lo que se detalla en el documento que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó la tarde de este lunes en la Asamblea Legislativa, y por medio del cual, pide que se le retire el fuero al parlamentario para que pueda ser juzgado por los delitos de fraude electoral y por asociaciones ilícitas.

En ese informe, también se hace alusión a que Quijano González les dijo a los pandilleros: «Que no le pusieran atención a la campaña que estaban llevando a cabo, porque era únicamente parte de la política, porque eso era algo que no se iba hacer en su gobierno, y que el verdadero plan era darle a la gente lo que querían oír».

En ese sentido también les dijo: «Que de ganar las elecciones, se podían obtener favores y algunos beneficios; citando como ejemplo a la alcaldía de Ilopango, la cual gozaba de programas de beneficios económicos en apoyo a las pandillas».

En el requerimiento que la Fiscalía presentó en la Asamblea Legislativa, se dice que Norman Quijano llegó a la oficina de la Red Nacional de Pastores en la colonia Flor Blanca a inicios del 2014, donde lo acompañó el diputado tricolor, Ernesto Angulo y un mujer que no fue identificada.

Ese día, había un culto en dicho lugar y donde se encontraban unas 30 personas y donde el político logró saludar a la personas, quien al observar a los pandilleros en una mesa «rápidamente se dirigió donde ellos y los saludó».

Posteriormente, Quijano González le preguntó al presidente de la Red Nacional de Pastores, Nelson Valdez, si «existía la posibilidad de prestarle un lugar privado en el cual pudiese hablar con los muchachos, ya que les quería hacer ver las propuestas que él llevaba».

De igual forma, les manifestó que en el presupuesto de la nación habían destinados cien millones de dólares para programas y que no se había hecho nada, por lo cual propuso que en su gobierno ese presupuesto sería superior a fin de que sea invertido en programas de beneficio para ellos.

En esa línea, Norman Quijano dijo a los cabecilla que los cuarteles de Chalatenango y de la Fuerza Naval de La Unión, podrían servir como granjas para que ellos pudieran tener algunos beneficios.

También se habría comprometido, que de ganar la presidencia reduciría el nivel de operatividad de la policía y del ejército en los municipios controlados por pandilleros.

Finalmente se explica, que antes de retirarse de la reunión, el entonces candidato a presidente de El Salvador, le dijo al Chivo de lo Centrales, que por medio de «Paolo Lüers y de Salvador Ruano les tiraría cualquier directriz.

En conferencia de prensa, Norman Quijano dijo que nunca se ha reunido con pandilleros y que durante su campaña nunca tocó dinero, por lo cual dice estar libre de culpas, refiriéndose a que hay una infamia en su contra desde Casa Presidencial.

Comentar con Facebook