fbpx

PicsArt 07 16 06.34.20 - ONU ve mal que Bukele utilice a militares en tareas de seguridad pública

La representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Isabel Albaladejo, criticó hoy la actuación de las fuerzas armadas en materias de seguridad en El Salvador.

Albaladejo pidicó el cese de esa práctica durante el foro de Políticas Públicas de Seguridad para la Garantía de los Derechos Humanos en El Salvador.

El director ejecutivo del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Santamaría, negó que los elementos de la Fuerza Armada quiten poder a la Policía Nacional Civil (PNC). Consideró que más bien los apoyan «en sus debilidades».

La oficial de programas de Cristosal, Celia Medrano, también dijo que en El Salvador no se puede justificar que «continúen sacrificando» los derechos humanos para provocar la ilusión de la convivencia en seguridad. Cristosal es una organización que trabaja por los derechos humanos de los desplazados por el desplazamiento forzado por violencia en la región.

Santamaría, sin embargo, agregó que las medidas de seguridad tienen su debido proceso, pero está claro que no violarán un derecho para proteger otro.

El representante de Seguridad explicó que algunas medidas impulsadas por el Ejecutivo son «indefinidas», no durarán para siempre; pues responden «a una necesidad».

Abaladejo agregó que los elementos de Fuerza Armada no están capacitados para tareas de seguridad pública. Es algo similar a que doctores estuvieran destinados a esa misión.

«No hay políticas de seguridad efectivas si a la vez no son respetuosas de los derechos humanos», agregó la directora de CEJIL, Claudia Paz y Paz.

El foro fue organizado por la ONU y organizaciones como Cristosal, el Programa para Mesoamérica del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), la Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF siglas en inglés), entre otras.