El Juzgado Noveno de Instrucción de San Salvador ordenó un millonario embargo contra la constructora ASTALDI e implicados en la corrupción del Proyecto Hidroeléctrico El Chaparral, ahora Proyecto Central Hidroeléctrica 3 de Febrero.

Entre los $227 millones embargados, hay un excedente de $61.3 millones pagados por CEL a ASTALDI en un arreglo directo, $111.57 millones por daño emergente y $54.7 millones por los intereses pagados por los préstamos con el BCIE.

El gerente legal de CEL, Orlando Quijano, detalló que en los delitos de corrupción es importante «recuperar el dinero que se le ha robado a las instituciones, como CEL en este caso (El Chaparral), sobre todo porque son fondos públicos».

«Gracias al trabajo que CEL ha hecho con la gerencia legal y querellantes, el Juzgado Noveno de Instrucción ha aprobado el embargo a ASTALDI por más de $227 millones», dice el presidente de CEL.