Una mujer de aproximadamente 29 años vivió un angustioso momento cuando por un descuido,su hijo de 5 años se quedó a bordo de un autobús de la Ruta 46, la cual hace su recorrido entre San Salvador y Mejicanos.

Testigos aseguran que la mujer se conducía con sus dos hijos en la unidad y cuando se disponían a bajar en las cercanías del monumento a la Constitución recibió una llamada telefónica.

Tras atender la llamada, el niño mayor, de aproximadamente 10 años, rápidamente bajo del bus, más no así el pequeño de unos cinco.

El conductor de la unidad creyendo que todos habían descendido prosiguió su camino. La mujer, al percatarse que su hijo aún seguía a bordo del bus corrió desesperadamente tras de este.

Aunque fueron pocos los metros que el niño permaneció en el bus en marcha, quienes presenciaron el momento, aseguran que la mujer se veía muy afligida.

Mientras tanto, el niño inocente sin saber lo que estaba ocurriendo, solo observaba como los pasajeros llamaban la atención del motorista para que detuviera la unidad.

Una vez se detuvo, abrió la puerta trasera para que la madre por fin pudiera tomar a su hijo en brazos y lo bajara del bus.

El terrible momento vivido por esta mujer se pudo evitar, si esta hubiese puesto más atención en su hijo en lugar del teléfono, aseguraron los demás pasajeros del autobús.

Comentar con Facebook