Tras haber confesado que acabó con la vida de un hombre y luego lo descuartizó (de allí su alias) Rodrigo Chávez Palacios quedó en libertad condicional por el Juzgado Segundo de Vigilancia Penitenciaria de La Libertad.

Palacios, fue condenado por acabar con la vida de un hombre y por falsedad ideológica, hechos que no evitaron que desde el pasado mes de diciembre goce del beneficio de libertad condicional.

“Rodrigo Chávez Palacios presenta una conducta normal y sin alteraciones, es capaz de distinguir entre lo bueno y lo malo y ha mostrado disposición al cambio, a colaborar en los diferentes programas de educación penitenciaria, a una sana convivencia con los demás internos y ha mostrado respeto a las autoridades penitenciarias y también no posee informes disciplinarios, ha recibido tratamiento psicológico”, informó en un comunicado de prensa el Centro Judicial Integrado de Santa Tecla.

Según las autoridades, Palacios, en los cinco años y cinco meses que estuvo tras las rejas de los 11 con los que inicialmente fue condenado, mostró una mejoría que lo hicieron elegible para salir anticipadamente bajo ciertas condiciones. “Es factible la reinserción a la comunidad, ha mostrado disposición al cambio además confesó el delito, mostró arrepentimiento, pidió perdón y canceló la responsabilidad civil exigida por el juzgado para la familia de la víctima por $10, 000”, dijeron autoridades.

Tener un trabajo fijo, no salir del país, no cambiar de vivienda, recibir terapia psiquiátrica y presentarse a firmar cada cierto tiempo, son algunas de las condiciones que Palacios deberá cumplir para no perder el beneficio.