El diputado saliente de ARENA acusado de negociaciones con las pandillas, Norman Quijano, calificó como disruptivos a los diputados de NUEVAS IDEAS por no seguir “la tradición” del traspaso de mando, el cual incluía negociaciones previas al 1° de mayo, día que asume la nueva legislatura.

“Ellos van hacer su propia sesión y se van a instalar el 1o. de mayo. Es una situación bastante disruptiva diría yo porque rompe no solamente el aspecto legal, sino que la tradición de respetar el reglamento interior para la instalación. Estoy cerrando siete períodos como legislador y por primera vez que me encuentro con eso”, concluyó Quijano.

Diputados de ARENA y FMLN han expresado su malestar por la negativa de los legisladores electos de no negociar con los salientes.