fbpx

Los alcaldes de San Fernando, Arcatao, Nueva Trinidad y San Ignacio, fronterizos con Honduras, han pedido que sean retirados los elementos del Ejército, aduciendo que ya finalizó el estado de emergencia, originado por la pandemia del COVID-19-

El llamado de los ediles encendió las luces de alarma, ya que en esos municipios no existen oficinas de migración y aduanas, para controlar el flujo de personas y mercancías que entran y salen por dichos puntos ciegos, que se prestan para el contrabando y el paso de drogas provenientes de Suramérica hacia Estados Unidos.

Ante ello el Presidente de la República, Nayib Bukele, reaccionó y dejó entrever que los jefes edilicios de dichos municipios trabajan para narcotraficantes y contrabandistas, y que por eso acuden a la Asamblea Legislativa para que les ayude a mantener sus negocios ilícitos. Además ordenó duplicar la presencia militar, ya que según el mandatario es evidente que por ahí se intentan pasar drogas.

«Ahí no hay NINGÚN puesto fronterizo. ¡Son los puntos ciegos! Aquí pueden ver quiénes trabajan para los narcotraficantes y contrabandistas. Alcaldes, medios de comunicación y por supuesto, van adonde quienes los protegen: a la Asamblea Legislativa. El que tenga ojos para ver, que vea», escribió el Mandatario en su cuenta de Twitter.

«Ministro Merino Monroy, duplique la presencia militar en los puntos ciegos de San Fernando, Arcatao, Nueva Trinidad y San Ignacio, es evidente que intentan pasar droga y/o contrabando y que además cuentan con el apoyo de las autoridades locales» dijo el mandatario

Comentar con Facebook