El veto del Presidente Nayib Bukele fue notificado en la sesión plenaria de la Asamblea Legislativa a una reforma aprobada por el pleno que contenía el aumento de impuestos a comercios e industrias en la Alcaldía de Ilopango.

La razón del veto fue por inconstitucional.

Según los datos legislativos, la reforma era al artículo 7 de la Ley de Impuestos Municipales de Ilopango, en la que se aumentaban los límites mínimos y máximos cargados a personas, como a empresas por su actividad económica.

Entre los rubros que enmarcan esta ley, están servicios y comercio, que anteriormente los que poseen un capital entre $1 a $500 tenían una cuota fija de $7, la que incrementaría a $84. Así también, el sector industrial pasaría de $30 a $360 en el caso de las que tienen un capital de $1 a $10,000.

De acuerdo con el veto del primer mandatario, este aumento comprende más de un 3,000% a la cifra que manejan los impuestos establecidos, también cuestiona que se realice aún en una crisis económica por el COVID-19.

Asimismo, especificó que el incremento es violatorio a los principios de propiedad y seguridad jurídica de la Constitución de la República.