El expresidente de la Asamblea Legislativa y diputado del FMLN, Sigfrido Reyes, habría huido a Cuba tras permanecer por varios meses asilado en México.

Según fuentes, Reyes habría salido de México en barco, sin pasar por controles migratorios para así ocultar su escape.

El miembro del FMLN es acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de los delitos de malversación de fondos públicos, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. Sigfrido Reyes tiene orden de captura desde el 9 de enero de 2020, cuando las autoridades montaron un operativo que dejó 10 personas capturadas, entre ellas su esposa.

La FGR promovió la demanda al determinarse que el exparlamentario y sus familiares tuvieron un incremento injustificado en un total de $472,464.04, entre los años 2006 al 2015 cuando él ocupó diferentes cargos en la Asamblea Legislativa.

Los rubros irregulares son en depósitos bancarios, inversiones por compra de inmuebles y vehículos. También por cobro excesivo de viáticos en viajes realizados.