El Presidente de la República, Nayib Bukele, señaló ayer (jueves) que de 2,400 plazas existentes en la Asamblea Legislativa 1,200 son plazas falsas; es decir el 50%. Esta información fue confirmada por el Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Legislativa (SITRAL).

En este sentido, el mandatario reiteró sus señalamientos y cuestionó el silencio de los periodistas que se autodenominan “incomodos”.

«¿Queda alguna duda de que lo que dije ayer era verdad?. El sindicato ACABA DE CONFIRMAR que el 50% de plazas de la Asamblea son FANTASMAS (…) Escandaloso. ¿Y los periodistas incómodos?», escribió el jefe de Estado en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Legislativa, Mario Ponce, con respecto a las plazas fantasmas aseguró que intentó “ordenar” el parlamento; sin embargo, los intereses de otros partidos políticos se lo impidieron.

“Quise ordenar la casa, lastimosamente la casa no se puede ordenar sola, hay intereses de partidos políticos, Yo impulsé un decreto de retiro voluntario de aquellos que están demás en la institución. ¿Cuántos creer que se aplicaron al retiro voluntario? 14 se fueron”, manifestó Ponce.

No obstante, al cuestionarle sobre la existencia de plazas fantasmas, el parlamentario afrimó que no tiene certeza de estas.

Al respecto, el Presidente Bukele condenó que, Ponce ofreció hasta $35 mil por cada plaza fantasma para que se fueran voluntariamente.

«El presidente saliente de la Asamblea confirma el escándalo y dice ofreció hasta 35,000 DÓLARES A CADA PLAZA FANTASMA para irse voluntariamente, pero solo 14 aceptaron. Sres. de Tigo y Claro favor re conectar el internet a los ´periodistas incómodos´», agregó el mandatario.

De acuerdo con SITRAL, es vital que la nueva Asamblea investigue las irregularidades existentes con respecto a los empleados que están contratados, pero “que nunca hemos visto”.

A esta denuncia, el sindicato agregó que la Junta Directiva del Órgano Legislativo está trasladando empleados a las oficinas administrativas, que no han tenido funciones dentro de la institución.

Dos de los casos emblemáticos son: el del diputado suplente del FMLN, Víctor Hugo Suazo, quien cuenta con una plaza institucional con Ley de Salario en la Asamblea Legislativa; y el asesor de ARENA, Rafael Lemus, quien también tiene una plaza dentro de la institución.