El presidente de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Javier Simán, llegó a Washington para promover sanciones contra la economía salvadoreña luego que la nueva Asamblea Legislativa destituyera a magistrados de la Sala de lo Constitucional puestos por ARENA (donde Simán fue excandidato) y FMLN.

Simán intentó justificar su visita a dicho país argumentando que estaba por “compromisos familiares”, curiosamente coincidiendo con reunión “urgente” de supuestos salvadoreños en dicha ciudad, afines al empresario.

Una de las empresas de Simán, INTRATEXT, apareció vinculada a casos de evasión fiscal, donde el exfiscal Raúl Melara no procedió a investigar.