fbpx

El Subinspector policial Julio Cesar Olivo y el Agente Miguel Antonio Hernandez Mejia fueron asesinados esta madrugada luego de una discusión mientras departían con bebidas alcohólicas, en el municipio de Cojutepeque, Cuscatlán.

Según fuentes policiales, los elementos estaban departiendo con bebidas embriagantes frente al Departamento de Investigaciones (DIN) de la Policía de Cojutepeque, junto a un teniente del Ejército y una cuarta persona cuya identidad aún es desconocida.

Primeras versiones apuntan a que una discusión entre los agentes y el militar fue el detonante de este doble crimen, sin embargo, otras versiones policiales aseguran que una persona particular llegó al lugar y abrió fuego contra los elementos de seguridad.

Agentes aún recopilan pistas en la escena ya que no cuentan con un móvil claro del doble asesinato.

Comentar con Facebook