fbpx

La Cruz Verde Salvadoreña, siempre está al tanto de estar en los momentos oportunos para ayudar a la población ante cualquier dificultad que se presente.

Tal es el caso que la Cruz Verde en San Miguel se encuentra monitoreando el Río Grande por su crecida ante las potentes lluvias presentadas.

Pero dos personas estaban insistentes de querer cruzar, aunque fuese fatal esa decisión, la CVS advirtió que no se cruzaran, pero hicieron caso omiso al respecto.

No obstante, desde que se anunció sobre esta amenaza climática, el Gobierno del Presidente Bukele puso a disposición más de 1,000 albergues a nivel nacional para resguardar la vida de la población, pero tal parece que a veces cuesta acatar el llamado para cuidar nuestras propias vidas.

Comentar con Facebook