Policías de la localidad turística mexicana de Tulum, en el estado de Quintana Roo, mataron a la salvadoreña Victoria Esperanza Salazar Arriaza, de 36 años, en un episodio de brutalidad policial que evoca el episodio del afroamericano George Floyd.

La mujer, originaria de Sonsonate, residía en aquel país y tenía visa humanitaria permanente.

Medios mexicanos reportaron que la mujer murió la tarde del sábado cuando fue sometida brutalmente por policías mexicanos en Tulum, en un claro caso de exceso de fuerza, documentado por fotos y vídeos de testigos.

Los policías de la patrulla 9276 abordaron a la mujer en la Avenida La Selva y procedieron a someterla con violencia innecesaria, al parecer porque se encontraba en estado de ebriedad alterando el orden público, según el medio mexicano Noticaribe.

La mujer fue sometida y tirada al suelo por cuatro policías que usaron fuerza excesiva contra ella, lo que lo provocó la muerte, presumiblemente por asfixia. En los vídeos se ve cuando la mujer, que clama por ayuda, es silenciada por los agentes que le aprisionan con la rodilla contra el suelo hasta que deja de moverse.

Posteriormente, cuando los policías se percatan que la mujer está muerta, otras patrullas llegan en ayuda de sus compañeros y finalmente el cuerpo ya sin vida es subido a un pickup policial.

Los agentes de la Dirección municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Tulum, que sometieron a una mujer hasta causarle la muerte en plena vía pública, fueron separados del cargo y fueron presentados ante la Fiscalía del estado, se conoció este domingo. La Fiscalía General de Quintana Roo dio a conocer que investiga lo ocurrido con carácter de “homicidio”, en agravio de una mujer de identidad reservada, en donde “probablemente participaron elementos de la policía municipal”.

Este domingo ciudadanos de Tulum se manifestaron en las afueras de las oficinas de la policía municipal para pedir justicia  para la mujer salvadoreña que perdió la vida a  manos de los agentes.