Cerca de las 12 del mediodía de este domingo 6 de diciembre, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Oscar Arnulfo Romero el avión ambulancia que trasladará hacia el Hospital de Niños Shriners, en Galveston, Texas, a uno de los seis menores de edad que resultaron lesionados a causa de la explosión de una cohetería clandestina en el cantón El Ranchador, en Santa Ana.

Según información del Ministerio de Salud, el menor es uno de los seis niños que resultaron con quemaduras tras la explosión de la cohetería ilegal. Este será enviado en un avión ambulancia hacia Estados Unidos para ser atendido debido a la gravedad de sus lesiones.

Los representantes de Shriners se encuentran presentes en el Aeropuerto Internacional de El Salvador, para verificar y garantizar el traslado del menor, para que pueda ser atendido a la brevedad posible en el centro médico estadounidense.

“Se han realizado todas las gestiones con el Presidente Nayib Bukele  y el ministro de Salud, Francisco Alabí. Lamentablemente dos de los menores han fallecido, pero estamos luchando para salvar la vida a un niño”, afirmó el vocero de Shriners El Salvador, Juan Otaegui.

El Gobierno gestionó la visa humanitaria y el transporte de cuidados intensivos para lograr el traslado y garantizar así la atención oportuna para el menor lesionado en la explosión de la cohetería clandestina.

En este sentido se contó con el apoyo del embajador de Estados Unidos en El Salvador,  Ronald Johnson.

Por su parte, el ministro de Salud, Franciso Alabí, informó que desde la noche de ayer sábado estuvo en conversaciones con representantes del Hospital para Niños Shriners, en Texas, para lograr el traslado y que el centro médico pueda atender al menor.

El titular de salud lamentó  la muerte de dos de los seis menores de edad que resultaron lesionados a causa de la explosión de una cohetería clandestina en el cantón El Ranchador, en Santa Ana. Los decesos se registraron en horas de la noche y la madrugada de este domingo.